fbpx

El trabajo no es la solución

Por: Sede Yolia S.C.

Bien es sabido que, desde hace varios años, un trabajo como colaborador en una empresa ya no es suficiente para mantener el estilo de vida digno de una persona y su familia. Tener como única fuente de ingresos el trabajo es extremadamente peligroso, sin importar cuánto se perciba. La generación millennial parece empezar a entenderlo, más parece desesperada y deprimida por no encontrar una salida. La solución parece ser la construcción de múltiples fuentes de ingreso desde una edad temprana. Empero, para poder lograrlo, es necesario dar algunos pasos para aprender sobre el manejo del dinero.

La clave no está en trabajar más, sino en saber cómo mover el dinero para crear fuentes de ingreso pasivas. A continuación se mencionan algunos sencillos pasos que consideramos los pininos para comenzar a solucionar el complejo problema de la dependencia financiera:

  1. Buscar la educación financiera. Aunque suene mortalmente aburrido, es necesario aproximarse a libros, cursos, videos, tutoriales, podcasts, etc. que hablen acerca de finanzas personales e inversiones. Si se busca, es posible encontrar material sumamente interesante para despertar la pasión y el interés hacia la educación financiera. Dedicar 20 minutos diarios a adquirir educación financiera es crucial para construir múltiples fuentes de ingreso sostenibles y rentables.
  2. Conocer mis números. No se puede comprender, y mucho menos cambiar, algo que no conocemos. Desarrollar el hábito de registrar mis gastos e ingresos diarios, de tal forma que sepa exactamente cuánto gano y cuánto gasto cada mes es un excelente paso para aprender y adquirir disciplina concerniente al dinero. Hay muchos formatos e incluso aplicaciones que pueden ayudar a registrar los movimientos de forma sencilla.
  3. Hacer un presupuesto mensual. Buscar en internet un formato de presupuesto mensual, y realizarlo el último día de cada mes, planeando cuánto gastaré en el nuevo mes que está a punto de comenzar. Hacer de esto un hábito y lo más importante, ¡respetarlo!
  4. Invertir en vehículos aburridos y sencillos. Una vez que haya logrado quedarme con algo de dinero a partir de los hábitos anteriores, estoy listo para invertir. Lo más recomendable es optar por vehículos de renta fija y estables. Las acciones y criptomonedas son para después, cuando tenga conocimientos más avanzados.
  5. Disminuir o eliminar los gastos hormiga y las salidas. Revisar los cargos que se hacen automáticamente en la tarjeta. Quizás se encuentren gastos innecesarios que podrían eliminarse para tener más dinero, el cual se puede destinar a inversiones. Lo mismo sucede con las salidas. Presupuestar cuánto gastaré en mi vida social es indispensable. El juego se trata de hacer que el dinero se quede conmigo, en lugar de en el bolsillo de alguien más. La riqueza no se mide en cuánto dinero ganas, sino en cuánto dinero somos capaces de retener para ponerlo a trabajar.

Si tienes alguna duda, deseas orientación y mayor información sobre temas de este tipo, contáctanos, con gusto te atendemos.

Teléfono / WhatsApp: 5540882994
Correo electrónico: sedeyolia@gmail.com
Sitio web: academiayolia.com
Facebook: sedeyoliacdmx


Mira la edición en la que aparece este artículo:

Edición 5, Agosto 2021