fbpx

¡Despertemos a la política!

¿Te has dado cuenta que muestro país ha sido saqueado por años?, no hemos avanzado como deberíamos, tenemos una economía muy por debajo de lo que deberíamos tener, no hay mucho empleo y el que hay es mal pagado, los negocios intentan sobrevivir; algunos lo logran y otros no… estamos mal en seguridad, todos los días hay masacres, asaltos, robos, cobro de piso y feminicidios por doquier; mal en salud, sin medicinas para los niños con cáncer y sin cobertura para un gran número de mexicanos; tampoco vamos bien en educación, con personajes impresentables a lo largo de la política nacional y otros que sueñan con el resurgimiento de la visión socialista en las aulas de nuestros niños, mal en todo.

Si bien es cierto, en el pasado tuvimos gobernantes que decepcionaron y quedaron a deber a este gran país… los ciudadanos hemos aprendido que voltear al pasado no nos lleva a un mejor presente y mucho menos a un mejor futuro. Hoy el dinero alcanza menos, existen menos oportunidades para los estudiantes, para el comerciante, el obrero, el campesino, el taxista, el mesero, para la ama de casa y el profesionista, y qué decir del emprendedor y el empresario. El país se está muriendo poco a poco y es tiempo de reflexionar porqué los ciudadanos de a pie como tú y como yo, no nos interesamos en participar activamente en política, entendiendo que ahí es el único lugar para poder hacer que las cosas buenas sucedan, ya que de los partidos políticos surgen nuestros gobernantes.

Independientemente del oficio o profesión que tengas, es tiempo de que los ciudadanos entendamos que la política no es como quisiéramos que fuese, la política real, es la búsqueda del poder y la conservación de ese poder, ya sea por la buena o por la mala, de manera legal o ilegal. Entendamos que no es un tema de buenos contra malos, de fifís contra chairos, de conservadores contra liberales, de ricos contra pobres. Es de mexicanos en PRO DE MÉXICO.

Es tiempo de que los ciudadanos apáticos dejemos de caer en la trampa de los políticos de siempre… aclarando que sí existen y han existido políticos que aman o han amado genuinamente a su país. Me refiero a aquellos políticos corruptos que han logrado que la política nos genere asco y rechazo, pregúntate… ¿Qué pasará cuando sea el cambio de gobierno a nivel federal?, seguirán los mismos de siempre, aquellos que están fallándole al país, pero también querrán seguir muchos personajes de la vieja política, aquellos que tampoco los necesitamos, porque no le sirven de nada a nuestro México. Date cuenta que hacen falta nuevos liderazgos, nuevos cuadros políticos y ciudadanos que se pongan en acción, entendamos que la única manera de cambiar las cosas es participando en política.

Para que quede más claro, te daré el siguiente ejemplo:
De momento, los políticos están jugando en un estadio al cual no pertenecemos los ciudadanos, porque ellos así lo han querido y porque nosotros lo hemos aceptado (ellos están felices con nuestro desinterés por la política), por eso vemos siempre a los mismos personajes, familias completas que han gobernado por años en tu estado o municipio, personas incapaces para gobernar, porque ya ni siquiera les interesa.

Despertar a la política es convencernos de querer entrar a ese estadio político, identificar el lugar más cercano al campo de juego en las gradas, buscar la oportunidad para entrar al partido, esperar el momento adecuado para que pasen la pelota y podamos meter gol, pero en equipo y con una meta clara. Si de verdad queremos un mejor país para nuestros hijos, nuestras mujeres, nuestros padres y hermanos y también para nuestros abuelos, si de verdad queremos construir una nueva época para México, ya es tiempo de actuar en política.

Si tienes que votar, vota. Si tienes que manifestarte, manifiéstate. Si ganó el partido que no te gustaba, respeta la decisión de la mayoría, pero que eso no signifique desinterés en nuestro desarrollo como país. Critica, pero sé propositivo. Es muy fácil señalar, menospreciar, juzgar y agredir a través del anonimato de las redes sociales a quienes están en un cargo público, a quienes se expresan en contra o a favor de ello. México no necesita “opinadores”, México necesita líderes que ayuden a despertar a la gente. Que sus convicciones no sean “joder” al prójimo para beneficio suyo y de los suyos. En México ya no debe de existir “el que no tranza, no avanza”, porque somos más los que no avanzamos, que los que tranzan.

Contribuye a este cambio, a este movimiento. ¿Cómo? No des mordidas a las autoridades, no compres cosas de dudosa procedencia (puede que haya habido muertes para obtener esa mercancía), participa activamente en las decisiones democráticas, sé responsable de tus desperdicios, cumple con tus obligaciones como ciudadano, trabaja en cosas lícitas, denuncia a quien esté haciendo cosas ilícitas; investiga en qué gasta el presupuesto tu gobierno local, estatal y federal. ¡No toleremos ni solapemos más saqueo a nuestra nación! No te conformes con una despensa en campañas electorales, de promesas ya vimos que no se avanza.
Exijamos a quienes gobiernen, no dejemos que queden impunes sus delitos y faltas. Que pague quien tenga que pagar.

Tal vez el próximo líder de nuestro país no pertenezca a un partido político, tal vez sí… eso no lo sabemos. Pero no cabe duda, sea quien sea, debe de estar en pro de México, no en pro de algunos mexicanos.

Autor: Jorge Luengas


Mira la edición en la que aparece este artículo:

Edición 10, Junio 2022

Si deseas recibir las ediciones digitales de nuestra revista sin costo alguno directamente a tu correo, regístrate.