Un Plan De Acción Para Tu Proyecto De Vida

Por Lic. David Mejía Pinzón
Grupo Lídex

Por Lic. David Mejía Pinzón

¿Qué es hacer un Plan de Acción en mi Proyecto de Vida?

¿Por qué un Proyecto de Vida tiene que tener un Plan de Acción?

Estas interrogantes intentaremos resolver en estas líneas y consciente del valor del tiempo, seré breve.

Como sabemos un Proyecto de Vida, consiste en definir:

  1. Lo que realmente quieres
  2. Tener estrategias para obtenerlos.

Me gustaría decirte que es muy fácil y que lo harás en 30 minutos.  Pero después de varios años haciendo, rehaciendo y practicando estas ideas concluyo: es muy complicado, sobre todo seguirlo. Por eso, ahora con más consciencia, que si le tomas dedicación y paciencia te puedo afirmar que ¡SÍ FUNCIONA!.  No tardes mucho para encontrarle sentido y decidirte hacerlo.

Un Plan de Acción de un PDV nace en primer lugar de la Convicción de querer tener un PDV y todo el entusiasmo para llevarlo a cabo; después de encontrar las herramientas necesarias para lograrlo y perseverar.  La parte más difícil es determinar: ¿exactamente qué quiero vivir en mi experiencia de vida?, a partir de ahí tomar decisiones resultará menos complejo. 

¿Cómo decidir entonces lo que queremos?. Hace poco leí una idea de Vicen Lakhiani, nos ofrece una perspectiva para identificarlo: diferenciar entre deseos inmaduros y deseos reales. Los inmaduros son aquellos deseos que son superficiales o sólo buscan una satisfacción inmediata, pero no se sostienen con el tiempo, como una camioneta nueva, un abrigo marca X, unas vacaciones en Cancún, una pareja con determinadas características, o incluso una casa de lujo. Mientras que los deseos reales, son aquellos que te llevan a descubrir lo que realmente quieres; pero estos no llegan sólo por inspiración, es importante llegar al origen de la motivación:

¿Para qué quieres ganar más dinero?…  ¿Para qué quieres cambiarte de casa?…, ¿Para qué quieres casaste?… etc.

Y a partir de una lluvia de preguntas bien elaboradas y construidas, puedes llegar al verdadero propósito y lo que te llena de energía para hacer las cosas.  Entonces tal parece que hay una especie de conexión y dejas de perseguir los deseos inmaduros.  A partir de que tienes una convicción de lo que quieres, entonces viene la idea de utilizar herramientas.

Un Plan de Acción proviene entonces de definir qué quieres y deseas para llegar a lograr lo que realmente deseas.  Por ejemplo, si yo peso 90 kg, y mi peso ideal es 70 kg, entonces tengo un sobrepeso de 20 kg; (para darte cuenta del sobrepeso, imagínate cargar contigo un garrafón de agua) entonces mi meta y compromiso será reducir 6 kg.  ¿Por qué?, porque mi salud no es óptima y cuando lo logre, entonces podré hacer más actividades que disfruto… y entre otras cosas, mi pareja y mi familia me lo agradecerán.

Reflexiona entonces por cada uno de tus anillos de vida, cuáles son tus objetivos y metas que te harán más feliz a ti, a tu pareja, familia, empresa o trabajo y comunidad.

WhatsApp: +52 1 56 2012 2793


Mira la edición en la que aparece este artículo:

Edición 4, Junio 2021

Si deseas aparecer en nuestra revista digital, envíanos un correo a revista@metropoliempresarial.com