Aspectos básicos y principales beneficios de presentar la declaración anual 2020 de las personas físicas.

Por: C.P. César Mora
Asesor fiscal independiente

Nos encontramos en meses del año en los que es común escuchar sobre las declaraciones anuales de impuestos, vemos anuncios y menciones en los diferentes medios de comunicación sobre la importancia de cumplir con la presentación de la declaración anual, con lo cual esteremos atendiendo a nuestra responsabilidad ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que es el organismo encargado de la recaudación de los impuestos en nuestro país.

En términos generales se tiene la obligación de presentar la declaración anual por parte de las empresas, misma que se lleva a cabo durante el mes de marzo y también por los individuos o personas físicas como se les conoce para estos efectos, la cual se realiza durante el mes de abril; en el presente artículo, haré referencia a los aspectos básicos a tomar en cuenta sobre está obligación de la declaración anual de las personas físicas.

Es importante mencionar que existe un grupo de personas que se encuentran obligados en los términos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta a presentar su declaración anual y otro sector que no estando obligado a ello, puede presentar su declaración anual de manera optativa.

Para las personas o contribuyentes que se encuentran en el supuesto de obligación, lo que se realiza de forma general, consiste en informar sobre los ingresos y gastos del año a que se refiere la declaración, de acuerdo con la actividad económica por la que perciban sus ingresos, para determinar si el pago de impuestos que fueron realizando de manera provisional durante el año corresponden en cantidad con el impuesto calculado de forma anual y en caso de existir una diferencia, se pague la cantidad de impuesto que sea necesaria cubrir o se obtenga una cantidad de impuesto a favor de la persona cuando los pagos realizados durante el año, hayan sido mayores a la cantidad de su impuesto anual correspondiente.

Ahora bien, el objetivo del presente, consiste en hacer mención general y énfasis en los beneficios que puede representar la presentación de la declaración anual para las personas físicas que decidan optar por presentar su declaración, no estando necesariamente obligados a ello, es decir, las personas físicas que sólo reciban ingresos por sueldos y salarios no mayores a 400 mil pesos, así como ingresos por intereses no mayores a la cantidad de 100 mil pesos.

El principal beneficio con el que cuentan estas personas al presentar su declaración anual de forma optativa, consiste en poder incorporar a su declaración, una serie de gastos específicos conocidos como “deducciones personales”, entre los que destacan honorarios médicos, dentales, psicológicos, solo por mencionar algunos, los cuales al ser incluidos en su declaración, pueden generar una cantidad de impuesto a favor de la persona, misma que puede ser solicitada y recibir dicha cantidad de dinero como devolución por parte de la autoridad fiscal.

Finalmente, como se puede apreciar, es un beneficio interesante para las personas que se encuentren en este supuesto, realizar la presentación de su declaración anual de forma optativa, para poder incluir estos gastos, que, cumpliendo con una serie de requisitos, le pueden generar a cantidad a devolver por parte del SAT, por concepto de impuesto a favor. En caso de desear la presentación de su declaración anual para obtener algunos beneficios como el mencionado, es recomendable acudir a la asesoría profesional de un contador y asesor fiscal de su confianza.

Sitio web (Red Linkedin): https://www.linkedin.com/in/c%C3%A9sar-mora-vegerano-5b4245155/

Teléfono móvil 551592 2478
Correo: cpcmora04@gmail.com

Mira la edición en la que aparece este artículo:

Edición 3, Abril 2021

Si deseas aparecer en nuestra revista digital, envíanos un correo a revista@metropoliempresarial.com